Enfoque la pérdida de peso primero considerando su estilo de vida. Coma más verduras, frutas, mariscos y granos enteros; prioriza las grasas insaturadas que son buenas para ti; y pensar inclusivo versus exclusivo. No es necesario reemplazar las comidas con polvos cuando, en cambio, puede hacer cambios hacia hábitos alimenticios más saludables que promuevan el bienestar físico, mental y psicológico para la vida.

Hola Marcos. Tengo una pregunta muy concreta. Qué cantidad de dinero sueles gastar en comida solo para ti? Soy una persona bastante grande y mis calorías de mantenimiento rondan las 3200 con lo cual tengo unos requerimientos bastante exigentes. Con lo cual, me gustaría saber que cantidad de dinero acabaré necesitando para comer adecuadamente en un futuro. Un saludo. 🙂

Hace un año me encontré con esta página. Quería bajar de peso y lo intenté con un enfoque cetogénico, pero me era casi imposible mantener una dieta tan restrictiva. Subí algo la ingesta de carbohidratos intentando que no supere 100 – 125 gramos diarios, como leí en alguna de tus publicaciones es un enfoque bajo en carbohidratos sin llegar a ser cetogénico. Esto me ha funcionado, pesaba 97 kilos y hoy en día peso 76,5 kilos (empecé mi nueva alimentación en junio del pasado año). Me permito algunas «salvedades» que me permiten continuar con la dieta, como algo de pan (muy poco) en el desayuno y después de comer me tomo un café que endulzo con una cucharada pequeña de azúcar. El resto de mi alimentación se basa en carnes (cerdo, vaca, cordero, pollo, conejo,…), pescado (caballa, sardina, atún, bacalao,…), verduras (tomate, lechuga, cebolla,…), frutas (aguacate que no falta en mis ensaladas, papaya, fresas, peras, manzana,…), legumbres (lentejas, garbanzos), y lácteos (leche entera, queso,…). Las papatas las pruebo de vez en cuando y la pasta y el arroz muy esporádicamente (si acaso dos veces al mes). Por supuesto que como comidas fritas (en aceite de oliva) y aún así he bajado de peso. La fórmula ha sido reducir la ingesta de azúcar y harinas, y comer las comidas lo más natural posible (que no estén procesadas). Como ves he hecho algunas «trampas» pero esto me ha valido para hacer más llevadera mi alimentación y aún así he bajado de peso. Mi objetivo es seguir bajando, hasta alcanzar los 68 kilos aprox. que parece ser mi peso adecuado de acuerdo con mi altura y demás parámetros físicos.
Las personas que siguen este tipo de dieta toman, aproximadamente, entre el 60-70 por ciento de grasas, un 25-30 por ciento de proteínas y apenas un 5-10 por ciento de carbohidratos. Es muy importante estar preparado para llevar a cabo esta dieta, ya que incrementa los niveles de energía en el organismo, y está indicada para seguirla durante un máximo de seis meses.
Si te sientes bien y notas resultados, adelante. Personalmente me parece una alimentación muy restrictiva, y después de unas semanas extraño mis tubérculos y frutas. Tampoco me gusta abusar de fuentes de grasa concentrada como nata o mantequilla. La cetosis es un estado metabólico normal, pero también es normal aprovechar los alimentos de cada estación. Después del duro invierno llegaba la primavera.
Preparación: Llenamos un cacito con agua y la llevamos a ebullición. Agregamos un pellizco de sal, una cucharadita de vinagre de vino blanco y sumergimos los huevos con ayuda de una cuchara para que no golpeen la base y se rompan. Así mismo, los huevos habrán de estar a temperatura ambiente para que, al contacto con el agua hirviendo, no se resquebrajen. Durante un par de minutos, removemos los huevos en el agua, con sumo cuidado. Con esto conseguiremos que la yema quede centrada y el efecto a la hora de rellenarlos sea más vistoso. Dejamos cocer durante 10 minutos más antes de retirar del agua y remojar en abundante agua fría hasta su completo enfríado. También podemos sumergirlos en agua con hielo. De cualquier forma conseguiremos cortar la cocción, que es el objetivo. Pelamos los huevos asegurándonos de retirar, por completo, la membrana que los recubre (si no lo hacemos, el teñido del huevo no saldrá uniforme). Repartimos el vinagre en dos vasos y sumergimos un huevo en cada uno. Han de quedar bien cubiertos por lo que, de ser necesario, usamos más vinagre. Colocamos algo de peso para que el vinagre entre en contacto con toda la superficie. Dejamos reposar los huevos en la nevera durante un mínimo de 12 horas y un máximo de 24. Durante el tiempo de teñido, los giramos un par de veces, así no quedarán zonas más oscuras que otras. Retiramos los huevos del vinagre (que podemos reutilizar), los aclaramos y los dejamos secar antes de cortar los extremos superiores y retirar las yemas. Reservamos una cucharadita de las yemas para la decoración. Trituramos el resto con el atún, bien escurrido, los palitos de cangrejo o surimi, las gambas y la mayonesa. Introducimos el relleno en una manga pastelera con una boquilla rizada y rellenamos los huevos, dando una forma divertida a la superficie. Espolvoreamos con la yema, decoramos con un tallo de cebollino (opcional) y servimos.
Sin embargo, inicialmente puede experimentar períodos más pesados ​​de lo normal, síntomas de SPM más extremos, etc. Esto es normal, y aunque es inconveniente, no debe durar más de unos pocos meses como máximo. Si su pérdida de peso es rápida en ceto Esperanza), también puede perder más cabello de lo normal durante un mes o dos. Puede ser desconcertante, pero no es permanente y se detendrá cuando las hormonas se regulan.
Estoy valorando hacer la dieta keto, pero tengo algunas dudas. La primera y fundamental es que no como pescado, soy alérgica, dado que el pescado es un componente importante de esta dieta. Otro punto a considerar es que mi obesidad se debe a una parestesia de EEII de evolución lenta, probablemente debido a algún problema en sistema autónomo. En principio no veo contraindicación para no seguirla fisiológicamente hablando. ¿Cuál es tu opinión?
Tengo 30 años y tengo una enfermedad renal crónica que se llama proteinuria. Me gustaría saber si es posible que siga una dieta cetogénica, ya que es moderada en proteinas (que es lo que me conviene). He estado buscando por internet, y en todos los sitios la respuesta que encuentro es que la cetosis no tiene riesgos para personas sanas, pero no encuentro nada sobre proteinuria.
Sin embargo, es muy difícil excederse con las proteínas por su alto poder de saciedad. Que puedas comer una cantidad determinada no quiere decir que estés obligado a hacerlo. Si te sientes saciado con menos, ¡come menos! Lo importante es que no sometas tu cuerpo a un estrés ni por exceso ni por defecto. Ingiere lo que necesites dentro de lo que tienes permitido y te mantendrás en cetosis.

1. Decídete por una forma para contar carbohidratos. Te recomiendo usar fitbit.com, es un sofware gratis en Internet, de la popular banda de la muñeca para contar pasos, que funciona como un diario personal de tus alimentos diarios, te indica cuantos carbohidratos tiene cada alimento y te realiza las sumas de macronutrientes y calorías. Revisar aquí como contar calorías.
×