La dieta keto, o dieta cetogénica, es una de las más polémicas que existen, y sin embargo, no pasa de moda debido a su indiscutible eficacia para perder peso. Te contamos todo lo que necesitas saber sobre esta controvertida dieta, capaz de convertir al cuerpo en una máquina de quemar grasa ¡Descubre si es la opción más indicada para conseguir tus objetivos!
Esto no quiere decir que dieta keto sea sinómino de dieta hiperproteica, de hecho, es una dieta orientada para aquellos que quiere perder peso y se desaconseja para deportistas que quieran ganar masa muscular. Además de que el aporte proteico no es el adecuado para conseguir el anabolismo muscular, las personas que siguen esta dieta pueden experimentar cansancio y debilidad, lo que también repercutirá en la calidad de los entrenamientos.

En teoría, siendo que vienes de un ayuno tan prolongado, es seguro que tu cuerpo ya usa la grasa como fuente principal de energía, así que ya estás en cetosis. Lo importante aquí es que en los días de transición a volver a ingestas, no te pases de carbohidratos y que comas muchos vegetales lowcarb para recuperarte de algún posible déficit nutricional, así seguir con una dieta cetogénica tradicional.
Algunas de las ventajas que obtendremos con la dieta cetogenica además de la ya obvia pérdida de peso (la cual según un estudio resultó ser más efectiva que muchas otras dietas para rebajar) son la reducción de los niveles de triglicéridos, de colesterol y aumento del colesterol bueno o HDL lo cual mejora nuestro perfil lipídico. Todo esto se traduce en la reducción de enfermedades cardiovasculares.
Preparación: Empezamos sacando el pollo de la nevera al menos una hora antes de cocinarlo, para que esté a temperatura ambiente. Precalentamos el horno a 220ºC o 225ºC. En un bol mezclamos la sal, la pimienta y el tomillo. Repartimos 2/3 partes de esta mezcla por la superficie de todo el pollo, masajeando con las manos para que se impregne bien. El resto de la mezcla la juntamos con el ajo aplastado y la nuez de mantequilla. Untamos el interior del pollo con esta mezcla. Las dos cucharaditas de mantequilla las repartimos sobre el pollo. Si queréis, podéis atar el pollo con un trozo de bramante para que las alas y los muslos queden más pegados al cuerpo. En una bandeja que pueda ir al horno ponemos el pollo apoyado sobre un lado (si la bandeja es pequeña ira mejor pues quedará más fácilmente apoyado). Lo horneamos 25 minutos, cuando haya transcurrido la mitad de este tiempo podéis sacar el pollo para salsearlo con los jugos que se habrán formado, pero sin cambiarlo de posición. Pasado este tiempo, lo volvemos a sacar y lo colocamos del otro lado. Podemos añadir un chorrito de agua, lo regamos y horneamos otros 25 minutos. A media cocción sacamos de nuevo el pollo y repetimos la operación de salsearlo, de nuevo sin cambiarlo de postura. Pasado este tiempo colocamos el pollo con el dorso hacia abajo. Regamos y lo ponemos de nuevo quince minutos más. Lo sacamos, le damos la vuelta y o dejamos quince minutos más. Dejamos reposar tapado unos 10 minutos antes de servir.
Aunque NutriFlair pretende ofrecer una garantía de devolución completa en la página de píldoras Nutriflair Keto Amazon, una visita al sitio web oficial de la compañía revela que esto no es cierto. Los clientes son capaces de devolver cualquier compra dentro de 30 días, pero sólo recibirán un reembolso por los productos cerrados que se encuentran en una condición de ser vendidos. Además, todos los clientes que optan por devolver los productos tendrán que pagar una tasa adicional del 10% sobre (junto con todos los gastos de envío y manipulación).
Hola Marcos, te habia dejado un comentario pero al parecer se borró. Te comentaba sobre mi intento de hacer la dieta cetogenica y te pedía algunos consejos. En resumidas cuentas, siempre me he alimentado de forma muy sana, soy pesquetariana y trato de evitar alimentos procesados o envasados, de vez en cuando me dan epocas de comer masas o galletas, pero no tengo habitos malos.

Muy revelador Marcos. Me gusta el planteamiento de desafiar a nuestro cuerpo para hacerlo más fuerte ante posibles enfermedades. Sin embargo, creo que la cetosis es un ‘arma’ muy peligrosa, que si cae en malas manos, va traer más problemas que beneficios. Es fácil hacerlo mal (muchos pueden caer en la trampa de alimentarse a base de bacon, y embutidos de mala calidad, queso y mayonesa a saco) o con motivaciones como perder peso como locos (como si se tratara de una dieta milagro) y una vez terminada atiborrarse a hidratos refinados.
El asunto con el hipotiroidismo es que hormonalmente vuelve al organismo un poco “vago” por así decirlo y no activa el metabolismo sino que reserva mucho y acumulas grasa. En este caso, la dieta cetogénica es especialmente efectiva en gente con hipotiroidismo porque activa el organismo y lo induce a quemar grasa, sobre todo si se combina apropiadamente con ejercicio. Pruébala dos semanas con una de nuestras dietas modelo gratuitas y mira los resultados.
Grasas naturales y salsas altas en grasas : la mayoría de las calorías en una dieta cetogénica deben provenir de la grasa. Probablemente muchas las obtendrás de fuentes naturales como carne, pescado, huevos, etc. Pero también usa grasa en la cocina, como mantequilla o aceite de coco, y añade abundante aceite de oliva a las ensaladas, etc. Además puedes comer deliciosas salsas altas en grasa, incluida la salsa bearnesa, etc., o mantequilla de ajo (recetas).
Tengo ya la mayoría de tus libros, incluído el físico, que me han ayudado mucho y soy oyente habitual de tus podcast. Me pregunto qué opinas sobre la dieta cetogénica para mujeres con síndrome de ovario poliquistico. Nos recomiendan la dieta paleo pero querría saber si puede serme útil tambien este programa teniendo en cuenta lo alteradas que tenemos las hormonas.
Empece a hacer la dieta cetogénica y a los 4 días los efectos fueron horribles, mareos, estaba con la cabeza perdida, arritmia cardíaca y brazos y manos dormidos. Aun que he lido bastantes veces que son efectos «normales», a mi me parecieron bastante peligrosos y pase harto susto. Pense que sería a lo mejor falta de comida por lo que agregue un poco mas de carbos y mas alimentos pero no tuve cambio. Finalmente decidi comer algo de masas y en cosa de horas los efectos desaparecieron. Habrá sido coincidencia, no lo sé.
Otro aspecto importante que merece ser considerado es el impacto que la dieta cetogénica puede tener en situaciones como el embarazo y el amamantamiento. Una mujer embarazada o que le esté dando el pecho a su [email protected] querrá darle la mejor nutrición posible a su niñ@, pero siguiendo una dieta cetogénica, puede que no sea esa la mejor nutrición posible (por supuesto, yo no soy médico y esto debería consultarse directamente con un profesional cualificado).
Para aquellos que quieren obtener resultados en poco tiempo la dieta cetogénica para adelgazar puede cumplir  con sus expectativas, pero si lo que se busca es cambiar el estilo de vida y los hábitos alimenticios, la opción que los nutricionistas recomiendas es un plan que permita lograr mayor eficacia a largo plazo, lo mejor será un dieta equilibrada y personalizada en la que no falten nutrientes.

He intentado seguir la dieta cetogenica en dos ocasiones y sobre el mes he tenido que abandonar. La primera vez me dio un dolor de riñones horrible y no encontré motivo alguno de lo que pudiera provenir, en cuanto aumente los carbohidratos el dolor fue desvaneciéndose. La segunda vez el dolor de cabeza me duró casi dos semanas, por lo que desistí. He de decir que mantenía el agua y los electrolitos muy en cuenta, especialmente porque amamanto a mi hijo en ocasiones (tiene dos años). Me encantaría poder lanzarme a hacer la dieta otra vez pero ya voy con cierto recelo… se que la primera semana se pierden muchos líquidos y yo siempre he sufrido de una gran retención en las piernas, no se si esto tenga algo que ver. También por el tema de amamantar mis macros en carbohidratos están en 45/50.

llevo casi 3 meses con dieta cetogenica, con resultados excelentes, ya casi llego a mi objetivo, me da miedo dejar la dieta, no quiero rebotar, por otro lado es ir contra de las costumbres de la mayoria de las personas en un inicio mi familia comia lo mismo que yo, ahora ya no me acompañan tengo que hacer 2 tipos de comida. al llegar a mi peso que régimen debo seguir?
Como ya hemos dicho al principio, la dieta cetogenica es una buena herramienta para mejorar la flexibilidad metabólica. Por eso mismo, sería bueno de vez en cuando seguirla, aunque sea solamente con carácter temporal durante un mes o dos al año, pero evitando mantenerla en el largo plazo (varios años) para no conseguir una inflexibilidad metabólica en el otro sentido (ser incapaz de usar los carbohidratos como energía).
Buenas…soy un seguidor de la dieta cetogénica y el ayuno intermitente. El ayuno lo practico desde hace un año, en un protocolo de 6/18 con 2 únicas ingestas durante la ventana de 6H, y la verdad es que no suelo tener problema de hambre durante la ventana de ayuno, incluso haciendo mis entrenos en dicha ventana de ayuno. La dieta CETO es la que actualmente a entrado en mi vida, y tan solo llevo 1 mes escaso, pero con un control exhaustivo de menos de 30gr de HdC al día…y de momento no lo llevo mal.
×