Esa es la mayor preocupación que tengo acerca de recomendar el ceto en general. Los suplementos dietéticos no están supervisados ​​por la FDA, lo que significa que no se los evalúa por su seguridad y eficacia de la misma manera que los alimentos y medicamentos, y es posible que usted no esté recibiendo exactamente lo que pagas Y si tu eres El consumo de ciertos nutrientes en forma de suplementos frente a alimentos puede inducir estrés oxidativo en lugar de tratarlo, causando más daño que bien a los tejidos orgánicos. El resultado final: mayor riesgo de enfermedades crónicas, incluidas enfermedades cardíacas y algunos tipos de cáncer.
Hola Alfonso, te invito a leer un poco de medicina y bioquímica, me parece increíble que tu argumento no tiene ninguna cita médica, no se vale decir barbaridades solo porque se te ocurrió, me parece increíble que lo hagas. La dieta cetogénica no esta haciendo investigada para tratamiento de la epilepsia infantil refractara, se usa como tratamiento en casos refractorios, incluso el Hospital Jhon Hopkins (uno de los mejores hospitales del mundo) tiene su departamento para ello.
En los últimos años, la investigación ha seguido para desenterrar aún más los beneficios de la dieta cetogénica, muchos de los cuales se extienden mucho más allá de la epilepsia. De hecho, los estudios muestran que la dieta cetogénica podría ayudar a aumentar la pérdida de peso, aumenta la quema de grasa, mejorar la salud del corazón, estabilizar los niveles de azúcar en sangre y más. Además, es muy fácil de seguir y alta en grasas saludables, que ayudan a mantener la sensación de saciedad, reducir el apetito y evitar la sensación de hambre o privadas.
La dieta cetogénica, conocida también como Keto diet, consiste en una reducción drástica de carbohidratos en la alimentación, consumiéndose de 20 a 50 g por día, representando un 10 a 15% de las calorías totales diarias. Esta cantidad dependerá del estado de salud, del tiempo de duración de la dieta, de los objetivos personales y del peso que se desea alcanzar.
Tuve un mono fuerte con el azúcar (unos 5 días) y con el pan (unos 8-10 días). Pero después se esfumó. Y ni me acuerdo del pan ni de los dulces; se trata de un cambio de hábitos. Mi nevera sólo tiene productos frescos. Los desayunos son una fiesta, cada día diferentes y se acabó la omnipresente tostada (el truco de apartar un poco de la cena del día anterior para tomar con el desayuno es la caña). Vegetales a tutti pleni, carnes, pescados, yoghurt griego, frutos secos… tengo mucho donde elegir.
×