Si usted se centra en la proteína final de la dieta ceto palo mientras se asegura de que usted tome a bordo de las vitaminas y minerales que su cuerpo necesita a través de las verduras de color verde, usted estará en el camino correcto. La mayoría de lo que comemos, como las enormes cantidades de pan, pasta, arroz y patatas es sobre el hábito y la cultura popular. Pensar fuera de la caja y ser creativo acerca de lo que pones en tu plato se asegurará de que usted no se aburra o volver a caer en los ceto el bloqueo de hábitos de alimentación.
Sólo hay un inconvieniente: mi naturaleza me inclina a compartir mis nuevos hábitos con todo el mundo, y en general te miran como un marciano… “¿No comes pan ni pasta? Te vas a poner malo!! ” En fin… Tenemos el diseño que tenemos tras cientos de miles de años en los que el acceso a HC de rápida absorción ha sido limitado e incluso nulo durante muchos momentos, por eso cuando llegaba es aposibilidad, nuestro equilibrio hormonal habitual se paraba, aparecía la insulina a tope, y se aprovechaba ese momento. Pero nuestro cuerpo está preparado para usar ese mecanismo de forma puntual… no 5 veces al día todos los días de nuestra vida… así nos va.
Asociado a lo anterior encontramos también que reduce los niveles de azúcar en sangre con grandes mejoras para personas que padecen diabetes de tipo 2 ya que la resistencia a la insulina es la principal característica de la diabetes tipo 2. Una característica primaria de la resistencia a la insulina es una capacidad deteriorada de las células musculares para absorber la glucosa circulante. Una persona con resistencia a la insulina desviará una mayor proporción de carbohidratos dietéticos al hígado, donde gran parte de éstos se convertirán en grasa (lipogénesis). Cuando se restringen los carbohidratos de la dieta se reduce la conversión de éstos en grasa, mejorando o desapareciendo los síntomas asociados a la resistencia a la insulina.
Como ya hemos dicho al principio, la dieta cetogenica es una buena herramienta para mejorar la flexibilidad metabólica. Por eso mismo, sería bueno de vez en cuando seguirla, aunque sea solamente con carácter temporal durante un mes o dos al año, pero evitando mantenerla en el largo plazo (varios años) para no conseguir una inflexibilidad metabólica en el otro sentido (ser incapaz de usar los carbohidratos como energía).
Tuve un mono fuerte con el azúcar (unos 5 días) y con el pan (unos 8-10 días). Pero después se esfumó. Y ni me acuerdo del pan ni de los dulces; se trata de un cambio de hábitos. Mi nevera sólo tiene productos frescos. Los desayunos son una fiesta, cada día diferentes y se acabó la omnipresente tostada (el truco de apartar un poco de la cena del día anterior para tomar con el desayuno es la caña). Vegetales a tutti pleni, carnes, pescados, yoghurt griego, frutos secos… tengo mucho donde elegir.
×