Esto ocurre, por una parte, porque los cuerpos cetónicos tienen un olor característico de por sí, y por otra, porque cuando las reservas de glucógeno en el músculo se van agotando, se produce un aumento en la descomposición de ATP en ADP, y de ADP en AMP y amoníaco, que es liberado a través del sudor (y ya sabes que el amoníaco no es algo que huela particularmente bien…)
Marcos, excelente artículo. Hace cerca de tres años que te sigo y he adquirido varios de tus programas, todos son fantásticos. Mi problema es que desde que he comenzado con la reducción de carbos padezco gran estreñimiento, y el agua no es problema. Estaría muy bueno si pudieras dedicar comentarios sobre el estreñimiento y la reducción de carbos-cetosis. Tal vez sea falta de algún micro nutrientes…
×